Ramón Bilbao Verdejo

5,65 €
IVA incluido

Cata: Color amarillo-verdoso de intensidad media. Vino limpio y brillante con presencia de lágrima. En nariz presenta intensidad alta con aromas de frutas cítricas y tropicales. Aparecen notas herbales de hinojo y florales como el azahar. En boca es fresco con presencia de acidez equilibrada con un final untuoso. En retronasal aparecen los cítricos y herbales nuevamente.

Maridaje: Aperitivo y platos fríos como cremas, verduras al vapor, ensaladas, quesos cremosos, carnes blancas.

Temperatura de Servicio: entre 7º y 9º C.

Botella de 75cl.

Formato
Cantidad

Elaboración: Trabajo en bodega con buenos desfangados y cinéticas de fermentación controladas para la fermentación alcohólica. Con control analítico y de temperatura se consigue que la levadura trabaje en condiciones óptimas y así poder generar una amplia paleta aromática. Se realiza una maceración prefermentativa en frío, generando así una mayor liberación de aromas varietales.

Las lentas y frías fermentaciones controladas en acero inoxidable aportan al vino un carácter distintivo respetando el perfil varietal. Durante todo el proceso de elaboración se trabaja con gases inertes (dióxido de carbono y nitrógeno), lo que permite preservar los vinos, evitar el contacto con el oxígeno y lograr una mayor longevidad de este verdejo.

Ciclo 2019: El ciclo vegetativo en Rueda de este año se ha caracterizado por ser muy seco. Durante el invierno predominaron las bajas temperaturas. La primavera ha sido seca con temperaturas suaves y con la ventilación característica de esta planicie debido a los fuertes vientos, que permiten una buena sanidad. No se detectó apenas precipitación hasta el mes de septiembre.

El inicio del verano fue suave y no se alcanzaron temperaturas superiores a 35º C hasta el mes de julio. La madurez tecnológica y fenológica se completan con éxito, con el apoyo del riego controlado y el seguimiento de cada una de las zonificaciones dentro de la parcela acorde al tipo de suelo. La vendimia 2019 se adelanta 10 días, comenzando con el Verdejo el 8 de septiembre. La bajada de temperaturas del mes de septiembre hizo posible vendimiar con noches muy frescas, preservando al máximo la calidad de las uvas. La consecuencia de un año seco y caluroso ha influido en el tamaño de los racimos, con bayas de menor tamaño y más sueltas, lo que a su vez permite un estado de madurez y de sanidad excelentes.

Subir